Menú Principal
17 de junio de 2020

Ministerio de Energía dio el vamos a mesas técnicas para estrategia nacional de hidrógeno

Fuente: Revista Electricidad.

Diversificación productiva, creación de empleo y el desarrollo de polos regionales son parte del potencial que tiene la industria de la industria del hidrógeno en Chile, según destacó el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, al abrir el seminario que inició las mesas técnicas para construir la estrategia nacional del hidrógeno verde.

La autoridad resaltó la participación de especialistas para avanzar en esta tema, señalando que es un desafío en conjunto para distintos actores del país, lo cual también fue visto por Carlos Barría, jefe de la División de Prospectiva y Análisis Regulatorio y de la División Ambiental y de Cambio Climático del Ministerio de Energía,quien explicó que los ejes de las mesas giran en torno a la transferencia de conocimiento e innovación; fomento a la producción, uso y exportación; regulación y normativa, y el desarrollo social y territorial.

El personero planteó la necesidad de que estas medas logren avanzar en definiciones para el desarrollo de inversiones, así como garantizar la seguridad en la cadena de uso del hidrógeno y la creación de empleo en torno a la producción del hidrógeno, junto con el impacto económico y social que tenga en los territorios donde se realicen proyectos de producción.

Barría recordó que la estrategia considera una consulta pública y un proceso de participación ciudadana, lo que se publicará entre septiembre y octubre.

Expositores

En el seminario expuso Clemens Müller-Falcke, consultor asociado principal de McKinsey and Company, quien sostuvo que Chile,con energía solar, puede alcanzar costos de producción más bajos y competitivos respecto al que se produce con gas natural a 2030.

A su juicio, Chile puede ser un actor importante en el mundo para la producción de hidrógeno. “Si asumimos que Chile pueda capturar la mitad del mercado de Japón y Corea, y el 20% del mercado de China, eso significaría una producción de 25 millones de toneladas de hidrógeno al año, a 2050, con ingresos de US$30.000 millones anuales, representando el 5% de la demanda global de hidrógeno”, indicó el especialista.

Müller-Falcke dijo que Chile debe articular una visión en torno al hidrógeno, definiendo un contexto regulatorio, por lo que planteó que distintos sectores deben participar en las mesas técnicas.

En el panel del evento también participó Marcelo Mena, director del Centro de Acción Climática de la Universidad Católica de Valparaíso, indicó que existe el desafío de competir con los combustibles fósiles en el actual contexto de disminución de precios que estos experimentan en el mundo, por lo que dijo que los sectores productivos tengan un interés para demandar por combustibles sin emisiones, aprovechando los menores costos que le han permitido las energías renovables.

Por su parte, Gonzalo Muñoz, High Level Climate Action champion de la COP25, destacó alcanzar la meta de carbono neutralidad a 2050 es una condicionante para el desarrollo del hidrógeno verde como tecnología, añadiendo que este tipo de iniciativas estimula a las empresas e inversionistas, “generando un impacto positivo en la cadena de valor”, donde la industria minera también debe avanzar en procesos productivos sin energías contaminantes.

A su juicio, el sector financiero “comienza a mirar a la industria de las energías renovables” como una oportunidad de inversión, debido a la inestabilidad que vive el petróleo y el gas oil.

Por su lado, Jeanette von Wolfersdorff, directora ejecutiva del Observatorio Fiscal, señaló la necesidad de incorporar al Ministerio de Hacienda en la estrategia del hidrógeno, para inyectar financiamiento de proyectos e incentivar a inversionistas, mencionando el caso europeo, donde se realizó una regulación para incentivar la búsqueda de nuevas tecnologías verdes.