Menú Principal
28 de noviembre de 2019

Más de 30 expertos internacionales en energía solar se reunieron en Chile

  • Nuestro país fue sede por primera vez de una reunión del Comité Ejecutivo del Programa Fotovoltaico (PVPS) de la Agencia Internacional de Energía (IEA) y realizaron visitas técnicas a instalaciones en las regiones de Antofagasta y Metropolitana.

Es la organización más importante en análisis del mercado fotovoltaico mundial, el Comité Ejecutivo del Programa Tecnológico Colaborativo (PVPS) de la Agencia Internacional de Energía eligió a Chile para realizar su 54° reunión anual y es la primera vez que se traslada hasta Sudamérica.

Más de 30 directores de las tareas técnicas y delegados de los países adscritos presentaron los avances de los programas de trabajo y pidieron al Comité Ejecutivo aprobación a los nuevos planes de trabajo. Además, realizaron viajes técnicos a plantas e instalaciones ubicadas en el Desierto de Atacama y en la zona central. “Esto demuestra que Chile es un referente mundial con innovaciones interesantes en el desarrollo de la energía solar, atrayendo la atención de centros de investigación, empresas innovadoras y representantes del ecosistema de las energías limpias”, indicó Max Correa, director ejecutivo del Comité Solar e Innovación Energética de Corfo, y delegado nacional por encargo del Ministerio de Energía ante este Programa Técnico Colaborativo.

PSDA en región de Antofagasta

Chile es el primer país de Sudamérica en ser miembro del Programa Técnico Colaborativo Fotovoltaico de la Agencia Internacional de Energía y los representantes destacaron las condiciones locales para el desarrollo de la industria fotovoltaica. “Chile tiene un historial impresionante en energía solar fotovoltaica, tanto en términos de evaluación y desarrollo de tecnología como en lo que respecta a un entorno de mercado económico muy dinámico. Las condiciones climáticas muy amplias y la radiación solar extrema representan características únicas en todo el mundo, las que son de alto interés para la red de colaboración técnica de PVPS”, indicó Stefan Nowak, Presidente del programa.

Planta Uribe, región de Antofagasta

En las reuniones técnicas de las tareas específicas (Tasks) se revisaron los avances de los planes de trabajo. Por ejemplo, la tarea de analisis y proyección del mercado fotovoltaico pronostica que la capacidad de energía renovable total del mundo crecerá un 50% entre 2019 y 2024. Este aumento -de 1.200 gigavatios- equivalente a la capacidad de energía total actual de los Estados Unidos. El crecimiento es impulsado principalmente por una baja de costos y es habilitado por los esfuerzos que realizan los gobiernos en sus políticas públicas. En la ocasión se destacó que la energía solar fotovoltaica representa el 60% del aumento total de participación de las energías renovables en el total de los países que forman parte de la organización.

Las visitas de los miembros del Programa incluyeron la Plataforma Solar del Desierto (PSDA), donde se encuentran instalados la primera versión de ATAMOS del Programa Tecnológico cofinanciado por Corfo. Además, de la planta Uribe Solar, ubicada en las cercanías de Antofagasta y la planta Quilapilún, en la comuna de Colina, en la zona central.

Una instancia que fue valoradas por los investigadores mundiales, ya que permitió conocer las distintas condiciones en las que se instalan las plantas fotovoltaicas en Chile. “Creo que es una gran oportunidad para conocer los sistemas de operación y mantención, en especial aquí que tienen un clima, temperaturas y un espectro solar especiales. Sería interesante establecer colaboraciones respecto a las experiencias en mantenimiento y rendimiento de los paneles”, indicó Ulrike Jahn, investigadora y desarrolladora de proyectos de TÜV Rheinland Group. En la misma línea Ana Rosa Lagunas, directora del departamento de energía fotovoltaica del Centro Nacional de Energías Renovables de España valoró la experiencia en especial a lo que se refiere al control de plantas fotovoltaicas. “Gracias a la calidad de la radiación y en muchos casos, también, por el viento que permite reducir la temperatura de los módulos y por lo tanto hacerlos más óptimos”, puntualizó.

El Programa Fotovoltaico de la Agencia Internacional de Energía trabaja en los cinco continentes, lo que les permite tener antecedentes de las características específicas en materia de mercados, cadenas de valor desarrollo industrial y políticas públicas.