Menú Principal

Estrategia de Desarrollo de la Industria Local Solar 2018-2020: Fortaleciendo las cadenas de valor de proveedores solares

Hacia la construcción de una Estrategia de Desarrollo de la Industria Local Solar

Desde su creación el año 2016, el Comité Solar ha enfocado su quehacer en impulsar el desarrollo de la industria solar nacional.

Al comenzar nuestro trabajo el diagnóstico de la situación del sector indicaba que la industria de energía solar en Chile aún tiene una baja participación de empresas nacionales en el suministro de bienes y servicios, construcción, operación y mantenimiento de proyectos de generación solar, tanto eléctrica como térmica, lo que dificulta el aprovechamiento del potencial solar del país para la creación de condiciones socioeconómicas locales favorables, asociadas a las inversiones involucradas en dicho tipo de proyectos”.

 Tras recibir los primeros resultados de los estudios encomendados para conocer las características del recurso solar, constatamos que Chile contaba no solo con altos índices de radiación solar en el norte del país, sino que además éstos resultaban ser los más altos del mundo, con niveles de irradiación global horizontal (GHI) que llegan a los 2.700 kWh/(m2 año), y a los 3.800 kWh/(m2 año) en el caso de la irradiación normal directa (DNI) y con más de 4.200 horas promedio de sol.

A lo anterior se suma el hecho de que el Desierto de Atacama no sólo alberga la mejor radiación solar, sino también concentra la mayor actividad minera de cobre del mundo y cuenta con las mayores reservas litio y de otros minerales no metálicos, situación que configura una singularidad que se presenta como una de las oportunidades más significativas para el país en su tránsito hacia convertirse en una economía desarrollada.

Por otra parte el cambio climático, aún cuando representa la amenaza más importante que enfrenta la humanidad, puede transformarse en una oportunidad de desarrollo económico para aquellos países que están adoptando un rol activo en la industria de las energías renovables, la eficiencia energética y electromovilidad, o bien, para aquellos países con una dotación de recursos naturales que son claves para favorecer este crecimiento verde, como es el caso de Chile.

El Banco Mundial analizó el rol de los minerales y metales para un futuro de bajas emisiones y plantea que “el cambio hacia una energía baja en carbono producirá oportunidades globales en relación a un número importante de minerales”, resaltando que la región, con Chile en primer lugar, “está en una excelente posición para suministrar la transición energética global”, con sus ventajas estratégicas en materiales clave como el cobre, hierro, plata, litio, aluminio, níquel, manganeso y zinc.

Al poseer Chile las mejores condiciones del planeta para el desarrollo de proyectos de generación de energía solar, y tomando en cuenta la necesidad del país de realizar una transición hacia una matriz energética más renovable, así como de diversificar y sofisticar su matriz productiva, el desarrollo de la industria solar local aparece como un sector en donde Chile tiene efectivamente ventajas comparativas y una oportunidad de diversificación productiva.

En este contexto la “Ruta Energética 2018-2022” definida por el Ministerio de Energía plantea la necesidad de contribuir a un verdadero desarrollo sostenible en el sector energético.

En este marco como Comité Solar nos hemos planteado el objetivo de trabajar por crear las condiciones habilitantes para el desarrollo de un ecosistema de innovación y emprendimiento asociado a la energía solar en Chile, mediante el diseño e implementación de proyectos que, en colaboración con una red de actores nacionales e internacionales, aumenten la competitividad, productividad, capacidades tecnológicas y mercados de las empresas del sector, aprovechando particularmente el excepcional recurso solar del Desierto de Atacama, aspirando a consolidar a la energía solar como una oportunidad para la creación de nueva riqueza para el país.

Creemos en el desarrollo industrial en torno a las energías renovables, y que el potencial de creación de valor a nivel local, regional y nacional, depende en gran medida del desarrollo y materialización de proyectos que presente el país en el sector de energías renovables, mejorando la empleabilidad de personas a nivel local, incentivando sinergias entre actividades económicas existentes y promoviendo la creación de nuevas actividades industriales a lo largo de las distintas etapas de la cadena de valor.

Para esto es fundamental que las empresas locales sean parte de la cadena de valor de los proyectos de energía solar que se implementen en Chile. El fomentar capacidades locales permite fortalecer la industria nacional, de tal forma que el país pueda posicionarse como un referente de tecnologías solares a nivel mundial.

Es por esta razón que el Comité Solar ha desarrollado la presente “Estrategia de Desarrollo de la Industria Local Solar 2018-2020”,  documento que tiene por objetivo iniciar una discusión que nos permita posteriormente preparar un camino de largo plazo, que aúne esfuerzos del sector público y privado, de la academia, la ciencia y  la industria, de manera de generar consensos para avanzar en una definición estratégica común que apunte a identificar y fortalecer las oportunidades de mayor impacto de desarrollo de la industria local solar para el país.

Este documento tiene como objetivo identificar, incentivar y activar sinergias entre actividades económicas existentes; promover la creación de nuevas actividades industriales a lo largo de las distintas etapas de la cadena de valor; junto con mejorar la empleabilidad a nivel local, para sentar las bases de manera de generar impacto sostenible en el tiempo y que aporten a los grandes desafíos del sector energía.

Las metas planteadas en la estrategia dicen relación con aumentar el número de empresas que realizan actividades de innovación relacionadas a la industria sola en Chile; crear un reporte sobre el desarrollo del mercado en la industria solar; aumentar el contenido local de proyectos solares en Chile; contar con un catastro de empresas proveedoras de la industria solar en todas las etapas de la cadena de valor; y levantar un catastro de mano de obra calificada para proyectos solares.

La estrategia reconoce el rol primordial del sector privado, el papel vital que desempeña en la generación de tecnología de punta costo-efectiva, posteriormente en su comercialización, donde emprendedores, inversionistas y empresas son impulsoras del desarrollo industrial.

El presente trabajo se ha estructurado en tres grandes áreas. La primera dice relación con el desarrollo industrial aplicado al sector de energía, capítulo donde se identifican las cadenas de valor para la industria Fotovoltaica y de Concentración Solar de Potencia, resaltando las sinergias productivas que deben darse para generar efectos positivos en los distintos actores involucrados para cada una de las tecnologías de generación tratadas. En este capítulo se resalta el caso del Programa de Investigación y Desarrollo de Tecnologías Fotovoltaicas de Alta Radiación y Clima Desértico (Atamos-TEC)”, implementado por la Universidad de Antofagasta, que busca adaptar y/o desarrollar nuevos materiales, componentes y servicios de operación y mantenimiento para sistemas fotovoltaicos adaptados a condiciones climáticas desérticas.

El siguiente apartado define, analiza y desarrolla las brechas del sector de energía solar para las tecnologías de concentración solar de potencia y solar fotovoltaica, categorizando los problemas más frecuentes que destacan en cada uno de ellas, relacionados principalmente con los proveedores, la obtención de permisos,  la venta y transmisión de energía y al capital humano.

Un tercer capítulo dice relación con la identificación de oportunidades de desarrollo de la industria nacional, promoviendo un plan de acción con actividades y plazos.

Creemos que este trabajo representa un ejercicio de aproximación y diagnóstico para la elaboración de una Estrategia de Desarrollo de la Industria Local Solar a la que debe seguir un proceso futuro de validación con la industria y los demás actores que se han visto involucrados en su definición.

 

Descargar Archivo